Lovrijenac

Como si de una extensión de las famosas murallas de Dubrovnik, Lovrijenac (la Fortaleza de San Lorenzo), se sitúa unos kilómetros al noroeste de la ciudad, sobre un acantilado de 37 metros de altura. Esta fortificación, conocida también como “el Gibraltar de Dubrovnik” está ubicada en un punto estratégico que en su día controlaba el acceso a la ciudad tanto por tierra como por mar. Es además uno de los más importantes iconos de la resistencia de Ragusa ante el dominio de Venecia.

Historia

Adelantándose a las intenciones de la República de Venecia, los habitantes de Ragusa se afanaron a principios del siglo XI en construir una fortificación para proteger la ciudad. En tres meses sus gruesos muros ya estaban en pie, y cuando llegaron los barcos venecianos cargados de materiales y obreros, se encontraron con un inesperado contratiempo. El trabajo de los espías y la rapidez de la reacción habían frustrado los planes de los Venecianos. Así nacía Lovrijenac.
 .
Su aspecto en todo caso no era entonces el que hoy podemos admirar. La torre primitiva se reforzó con el paso del tiempo, principalmente durante los siglos XV y XVI, siendo dotada de muros más sólidos y macizos que llegaron a formar un conjunto inexpugnable.
.
La importancia de este bastión era vital para la defensa de la ciudad de Dubrovnik. Tanto es así que, para asegurarse la lealtad de la guarnición que lo protegía, ésta era relevada cada 30 días. Y para asegurarse de que ésta no tuviera la tentación de hacerse con la plaza, solo recibía raciones de alimento para esos 30 días de guardia.
 .
Reconstruida casi por completo después del devastador terremoto de 1667, con el paso de los siglos Lovrijenac se convirtió en una fortaleza semiabandonada y mal cuidada. Hace solo tres décadas, y después de una serie de importantes trabajos de restauración, pudo ser nuevamente recuperada y en la actualidad, además de un interesante monumento, es el escenario de lujo para diversas manifestaciones culturales en Dubrovnik.

El edificio

Lovrijenac tiene, como hemos dicho, forma triangular y está estructurada en tres niveles. Los muros que dan al mar son los más altos y gruesos (¡hasta 12 metros!), mientras que los que miran a la ciudad y la bahía apenas tienen 60 cm de espesor. ¿Por qué esta diferencia? De nuevo se trata de una medida de seguridad como el del relevo de la guardia: si por alguna razón el comandante de la guarnición de Lovrijenac se llegara a rebelar, los cañones apostados en las murallas de Dubrovnik podrían derrumbar fácilmente estos muros más finos y asaltar la fortaleza, poniendo fin a la sublevación.
.
El Fuerte está en realidad aislado y solo se puede acceder a él por medio de dos puentes. Uno de los puentes da directamente a la puerta principal de la fortaleza. Sobre ella hay una inscripción en latín tallada en la piedra donde se lee lo siguiente: No Bene Pro Toto Venditur Auro Libertas, lo cual significa: “La libertad no se vende por todos los tesoros del mundo”. Una frase que refleja la férrea voluntad de los habitantes de la antigua Ragusa, hoy Dubrovnik, de preservar su libertad y su independencia ante las potencias extranjeras, en aquellos tiempos la poderosa República de Venecia.
.
Sobre las terrazas más elevadas de los muros siguen los viejos cañones apuntando al horizonte, por donde llegaban los barcos enemigos. El mayor y más famoso de estos cañones es el emblemático Guster (que en croata significa “lagarto”), el principal guardián de Lovrijenac desde el año 1537 y obra maestra del fundidor nacional de cañones, Ivan Rabljanin. Las vistas de la ciudad y de la Bahía de Pile desde este mirador privilegiado son realmente fantásticas.

Lovrijenac y la literatura

Desde hace algunos años el Fuerte de San Lorenzo se ha convertido en uno de los símbolos y escenarios más destacados del Festival de Verano de Dubrovnik ya que allí se representa el Hamlet de William Shakespeare con un elenco de destacados actores y actrices. Es uno de los grandes momentos del verano en la ciudad, y es que no puede haber decorado más apropiado y evocador que éste para la obra maestra del inmortal dramaturgo inglés.
.
Sin embargo este no es el único vínculo de Lovrijenac con el mundo de la  literatura. Ya en el año 1933 al pie de sus murallas se celebró por primera vez el congreso dl prestigioso PEN Club International, en el que participaron los más famosos escritores del mundo que descubrieron al mundo la ciudad de Dubrovnik como destino turístico.
.
También, de forma más reciente, Lovrijenac ha servido de esecenario para la filmación de algunos capítulos de la exitosa serie de televisión “Juego de Tronos”, representando la icónica Fortaleza Roja.

Información práctica para la visita

  • Localización: en el lado oeste de la Bahía de Pile.
  • Cómo llegar: a pie desde la Puerta de Pile, siguiendo las señales. Hay que atravesar un pequeño bosque de pinos.
  • Horario: abierto todos los días de 10 a 16 h.
  • Precio: Se puede acceder al fuerte son la misma entrada que nos permite visitar el resto de murallas y fortificaciones de la ciudad, cuyo precio es de 100 HRK (unos 13 €).