Acuario y museo marítimo

Dentro de los muros de la Fortaleza medieval de San Juan, justo después de franquear su entrada monumental, nos sumergimos en el mundo mágico y silencioso de las profundidades del mar. Es el Acuario de Dubrovnik (Akvarij Dubrovnik), uno de los mejores de Europa.  La visita es realmente interesante y completa, tratándose en realidad de tres visitas en una: la del propio acuario, la del Museo Marítimo y la de la magnífica fortaleza que acoge a ambos, en el puerto viejo de la ciudad. Imprescindible en tu viaje a la Perla del Adriático, una visita que gusta tanto a niños como a adultos.

Fortaleza de San Juan

Desde la época medieval, el Fuerte de San Juan ha sido la principal defensa del puerto de Dubrovnik. Está integrado dentro de la ciudadela y forma parte del anillo de murallas que abrazan la ciudad vieja. Fue construido a mediados del siglo XIV y ampliado y reforzado a lo largo de los siglos posteriores. El diseño semicircular que hoy vemos es fruto de la última gran reforma del edificio en el siglo XVI.

Su aspecto sigue siendo hoy formidable. En su momento cumplió fielmente con su función de impedir el acceso de piratas y naves enemigas al entonces único puerto de la ciudad. Ante la menor señal de alarma, el puerto se bloqueaba por medio de largas y pesadas cadenas que conectaban la fortaleza con el embarcadero de Kase, en el otro extremo de los muelles. Algunos de los cañones y armas que se encontraban en sus torres y baluartes se exhiben hoy en el museo, en el interior del edificio.

Acuario

El acuario ocupa la primera planta del edificio. En sus más de 30 tanques y piscinas cuya agua se renueva hasta 10 veces en un mismo día habitan toda clase de criaturas marinas. Algunos de los tanques han sido construidos en las mismas cavidades de la muralla del fuerte. Este es por cierto uno de los aspectos más interesantes de este acuario es el sistema de canalizaciones que asegura un gran volumen de flujos continuos de agua de mar limpia y fresca gracias a cuatro grandes bombas de alta presión, capaces de mover hasta 200 litros por segundo.

El catálogo de animales que viven en este acuario se centra principalmente en las especies propias del mar Adriático, con gran variedad de morenas, estrellas de mar, pulpos, erizos de mar, cangrejos y esponjas. El habitante más viejo del Acuario de Dubrovnik es una tortuga marina que está allí desde el año 1953. No hay especies exóticas.

Museo Marítimo

El Museo Marítimo de Dubrovnik fue fundado en el año 1941 por iniciativa del Dubrovnik Club, después del gran éxito de público alcanzado con una exposición llamada “Dubrovnik y las rutas marítimas a través de los siglos”.

Actualmente ocupa las plantas segunda y tercera de la fortaleza. El objetivo de este museo es reflejar la época de mayor esplendor de la ciudad, cuando Dubrovnik era una próspera república comercial y una de las mayores potencias marítimas del Mediterráneo. Las diferentes exposiciones muestran el ascenso y la evolución de la República de Ragusa, así como sus grandes hitos en la construcción naval.

De este modo, el visitante tiene la oportunidad de contemplar colecciones de antiguos atlas, mapas e instrumentos de navegación. Las salas se decoran con impresionantes cuadros que representan batallas navales, barcos y personajes importantes de la historia marítima de la ciudad. Especialmente interesantes con las maquetas a escala de barcos a vapor y veleros, así como la prolija colección de uniformes de marinos. Otras exposiciones muestran viejas  anclas, cañones y un sinfín de objetos variados que han sido hallados entre restos de naufragios.

Información práctica para la visita

  • Localización: Kneza Damjana Jude 12 – 20000 Dubrovnik
  • Teléfono: +385 (20) 323125
  • Horarios: 9:00 a 18:00 h (hasta las 14:00 h en los meses de invierno). Lunes cerrado.
  • Precio: 40 HRK adultos (20 HRK niños). Aunque el museo y el acuario tienen accesos independientes, el precio de la entrada incluye ambas atracciones.

Acceso especial para personas con problemas de movilidad. No se permite la entrada con cámaras fotográficas o cámaras de vídeo.